BUSCA DOCTOR O TÉCNICA

Unidad de Patología mamaria

unidad-de-mama

1 – Introducción

La glándula mamaria se constituye de una serie de secciones que se llaman lóbulos (de 10 a 20); cada uno de estos a su vez se dividen en otros más pequeños llamados lobulillos donde se alojan las glándulas encargadas de la producción de leche. Desde éstas glándulas se dirigirán hacia el pezón a través de unos canales llamados ductos. Todo ello se rodea de tejido graso, fibroso y linfático. Estos últimos tienen una extraordinaria importancia (al igual que ocurren en otras partes del organismo) ya que son encargados de recoger los desechos celulares, líquidos sobrantes y bacterias. A nivel axilar, los ganglios linfáticos drenan la mayor parte de la región mamaria.

2 – ¿Qué es el Cáncer de mama?

El cáncer de mama es un crecimiento incontrolado de las células epiteliales de la glándula mamaria. Durante el desarrollo de la enfermedad las células pueden migrar hacia otras partes del cuerpo, llegando a formar lo que se conoce como metástasis (proliferación del tumor en área a distancia).

Generalmente, el cáncer de mama se origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche (Carcinoma Lobulillar), o en los conductos, que son las vías que transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón (Carcinoma Ductal). Con menos frecuencia, el cáncer de mama puede originarse en los tejidos estromales, que incluyen a los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la mama.

infografia-mama-seno

Pero, ¿porqué se descontrolan las células?

Las células se dividen de forma regular con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas; de esta forma se mantiene la integridad y el correcto funcionamiento de los distintos órganos.

Este proceso esta regulado por unos mecanismos que ordenan a las células cuándo y cómo deben dividirse. Si fallan se iniciará una división celular incontrolada que con el tiempo puede llegar a producir un tumor.

El tumor en su crecimiento podrá invadir por contigüidad a los tejidos de alrededor (infiltración) o podrá utilizar los ganglios linfáticos para diseminarse.

En el siguiente video de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) podréis observar forma sencilla los conceptos que acabamos de explicar:

3 – Epidemiología y estadísticas del cáncer de mama en España.

“Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres”

Una de cada 8 mujeres sufre cancer a lo largo de su vida

La incidencia en España es baja. Es menor que la de Estados Unidos y Canadá, Reino Unido, Paises Bajos, Bélgica, Alemania, Francia y Suiza. Es similar al resto de países de Europa Mediterránea, Centroeuropeos, Portugal e Irlanda.

En España se diagnostican unos 26.000 nuevos casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino en nuestro país. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. No obstante, no disponemos de un sistema Nacional de registro de tumores para conocer las cifras exactas. 

La mortalidad por cáncer de mama ha descendido en los últimos años gracias a los programas de cribado y a la mejora de los tratamientos; a pesar de ello, el cáncer de mama sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en España en las mujeres.

La edad de máxima incidencia está por encima de los 50 años, pero aproximadamente un 10% se diagnostica en mujeres menores de 40 años; esta cifra esta aumentado atendiendo a las últimas estadísticas y empiezan a rondar casi el 20%.

cifras-de-cancer-en-españa-2014

Fuente: Ferlay J, Soerjomataram I, Ervik M, Dikshit R, Eser S, Mathers C, Rebelo M, Parkin DM, Forman D, Bray, F. GLOBOCAN 2012 v1.0, Cancer Incidence and Mortality Worldwide: IARC

La tasa de supervivencia a 5 años indica el porcentaje de personas que sobrevive al menos 5 años una vez detectado el cáncer. El término “porcentaje” significa cuántas personas de cada 100. En general, la tasa de supervivencia de 5 años de las personas con el cáncer de mama es del 89%. La tasa de 10 años es del 83% y la tasa de 15 años es del 78%. Es importante señalar que estas estadísticas son promedios y que el riesgo de cada persona depende de muchos factores, entre ellos, el tamaño del tumor, la cantidad de ganglios linfáticos que presentan cáncer y otras características del tumor que influyen en la rapidez con la que crece el tumor y la eficacia del tratamiento.

4 – Síntomas

La mayor parte de los diagnósticos de Cáncer de mama que se detectan en la actualidad son fruto de las campañas de Screening (cribado) que permiten el diagnóstico precoz de la enfermedad. Pero existen algunas manifestaciones que motivan a que sea la propia mujer la que solicite ayuda ante la sospecha de un acontecimiento de esta naturaleza.

infografía de las señales visibles del cáncer de mama y mama femenina y tipos de tumores

El sígno más frecuente es la aparición de un nódulo palpable (en mama o axila); habitualmente no genera dolor

signos-de-cancer-nodulo-palpable-protuberancia

Dolor en la mama a la palpación

Dolor en la mama a la palpación

 

Alteración en la piel: úlceras, cambios de color y aparición de lo que se denomina piel de naranja

Alteración en la piel: úlceras, cambios de color y aparición de lo que se denomina piel de naranja

 

Cambio de tamaño de alguna de las mamas y/o asimetría

Cambio de tamaño de alguna de las mamas y/o asimetría

 

Retracción del pezón (hundimiento)

Retracción del pezón (hundimiento)

 

Irregularidades en el contorno

Irregularidades en el contorno

 

Telorrea: Expulsión de liquido por el pezón

Telorrea: Expulsión de liquido por el pezón

 

En fases avanzadas de la enfermedad no diagnosticada, el cansancio o el dolor óseo localizado pueden ser los síntomas prevalentes.

dolor-oseo-localizado

5 – ¿Cómo se diagnostica el cáncer de mama?

El pilar básico para el diagnóstico del cáncer de mama es la historia clínica. Una detallada entrevista acerca de los antecedentes personales, los hábitos de vida y síntomas expresados por el paciente son pieza fundamental para llegar a una conclusión diagnóstica. Pero el proceso podría ser insuficiente si no le añadimos una correcta exploración física (ver apartado de síntomas), basada en lo que se ve y lo que se palpa.

Desafortunadamente el cáncer de mama puede permanecer silente y oculto a los ojos-manos de un explorador, incluso experimentado. Pero la aportación de las pruebas de imagen cada vez más sensibles han permitido establecer un diagnóstico precoz que a su vez redunda en un mejor tratamiento así como en una mejora del pronóstico y la supervivencia. En este sentido, la mamografía es la prueba que se ha mostrado más eficaz para detectar precozmente los tumores malignos de mama.

Es una prueba sencilla (como una radiografía de la mama) y con dosis de radiación muy baja (0.1-0,2 cGy) aunque para algunas mujeres puede resultar molesta.

Debes saber que es muy importante que guardes tus mamografías porque servirán para compararlas en años sucesivos. A veces, el radiólogo precisará repetir la imagen porque necesita ver con más claridad alguna zona concreta. En otras, se complementará con una ecografía.

En cualquier caso, pide a tu médico que te explique las razones. Siempre encontrarás una respuesta amable porque nos preocupamos por tu salud. Intenta no anticipar acontecimientos y piensa que investigar más, no es sinónimo de malignidad sino de interés por hacer un diagnóstico correcto.

Si finalmente, la impresión diagnóstica obliga a tomar una muestra de la zona sospechosa podrás tener una solicitud de alguna de estas pruebas:

  • PAAF: aspiración aguja Fina (toma células)
  • BAG: biopsia aguja gruesa (toma tejido)
  • BAV: biopsia asistida por vacío

 

Cómo ya hemos dicho, la mamografía es la prueba principal para el diagnóstico de cáncer de mama, pero otras pruebas están a nuestro alcance para mejorar el diagnóstico o adaptarse a casos especiales:

  • ecografia-mama-logoEcografía: No son radiaciones ionizantes, de manera que no debes temer efectos secundarios de suuso. Es la prueba utilizada en mujeres jóvenes por debajo de los 40 años, ya que la mayor densidad de la mama hace que la mamografía tenga menor rendimiento que la propia ecografía. Es muy útil para valorar mamas con quistes.
  • radioterapia-logoResonancia de mama (RNM): es utilizada para mamas muy densas, sospecha de tumores ocultos a los medios convencionales o mamas con prótesis. Debe ser tu médico quien defina su uso ya que no siempre está indicada. Para mejorar la imagen se suele utilizar un contraste llamado gadolinio.

6 – La importancia del Diagnóstico Precoz en el cáncer de mama

El diagnóstico Precoz es la mejor herramienta con la que contamos para asegurar unas altas tasas de supervivencia; tasas que en sus etapas iniciales (carcinoma in situ) rondan el 100%. Es por ello, y así lo corrobora la evidencia científica que, gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de forma significativa en los grupos de edad con mayores tasas de incidencia (en torno a los 50 años). De ahí que el conseguir un diagnóstico precoz siga siendo la mejor vía para mejorar las posibilidades de curación.

 

La mamografía se ha acreditado como la prueba de cribado más efectiva. Actualmente todas las Comunidades Autónomas españolas poseen programas de cribado poblacional de cáncer de mama, aunque los grupos de edad a los que se aplica varía según las Comunidades. No existe evidencia científica para recomendar otro tratamiento distinto a la mamografía. No se debe tener miedo a la dosis de radiación utilizada ya que esta es mínima y resulta inofensiva.

 

La autoexploración o la exploración médica son buenos métodos de apoyo para el diagnóstico pero en ningún caso pueden suplir a la mamografía.

 

En la actualidad se llevan a cabo Campañas de Screening de cáncer de mama en Andalucía dirigidos a las mujeres de mayor riesgo, entre los 50 y los 65 años, mediante la realización de mamografías cada 2 años. 
En otras comunidades se incorpora a mujeres en edades entre 45-49 años y 65-69 años. No han demostrado un beneficio las campañas de diagnóstico precoz por encima de los 69 años ni por debajo de los 45 años. En mujeres entre los 40 y 45 años solamente puede ser aconsejable si existen factores de riesgo elevado como el genético. Hay que tener en cuenta que la mamografía es menos sensible en mujeres con mamas densas como ocurre en el grupo de mujeres jóvenes; en estos casos la ecografía obtiene mayor rendimiento diagnóstico.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

ACEPTAR